Ante la falta de respuestas, el PLAN de LUCHA continúa

Miércoles 22/5 – Jornada de lucha y visibilización / Marcha de Antorchas
Jueves 23/5 – PARO NACIONAL DOCENTE y NODOCENTE de las UUNN
Movilización al Congreso y en plazas de ciudades del país el día que el Senado trate la Ley Bases

Compartimos las resoluciones del Plenario de Secretarías Generales de CONADU HISTÓRICA y el comunicado del sindicato docente AGD-UBA en relación al aumento discrecional del presupuesto con destino a la Universidad de Buenos Aires

20 de Mayo Paro Nacional

CONADU HISTÓRICA
Ante la falta de respuestas del gobierno nacional, CONADU Histórica convoca a un Paro Nacional el 23 de Mayo junto al Frente Sindical Universitario

  • 22/5: Jornada de visibilización de las demandas con marcha de antorchas.
  • 23/5: Paro nacional docente y nodocente.
  • Movilización al Congreso el día que el Senado trate la Ley Bases.

El 16 de mayo de 2024, se reunió el Plenario de Secretarías Generales de CONADU Histórica que ratificó la convocatoria a una jornada de visibilización el día 22 y un Paro Nacional para el 23 sin asistencia a los lugares de trabajo, tal como definió el Frente Sindical de Universidades Nacionales del que esta federación es parte. El paro será docente y no docente.

Después de las medidas convocadas por el Frente Sindical Universitario, con paros y jornadas de protesta, la multitudinaria marcha nacional universitaria, los dos paros generales de las centrales, el plan de acción gremial se profundiza dada las nulas respuestas por parte del gobierno nacional a las demandas de la docencia universitaria y preuniversitaria, con énfasis en la falta de respuestas al reclamo salarial. Como viene señalando dicho frente, la pérdida del poder adquisitivo ya supera el 50% por lo que una recomposición se vuelve urgente.

Asimismo, el 15 de mayo se conoció el anuncio de que el gobierno nacional otorgaría un 270% de aumento del presupuesto de gastos de funcionamiento de la Universidad de Buenos Aires y de un 300% para hospitales de la misma. Esto deja en evidencia que el gobierno tiene clara la gravedad de la situación presupuestaria de las universidades pública: sin embargo, resulta inaceptable y provocador -tal como señaló el CIN- que “se reconozca solo para una universidad y no para la totalidad del sistema que reúne a un conjunto de 60 universidades a lo largo y a lo ancho de todo el país” y “Con la misma urgencia, seguiremos bregando por paritarias para las y los trabajadores de las universidades que recompongan la pérdida del poder adquisitivo del salario…”.

Por otra parte, el plenario ratificó también la convocatoria a movilizar en todo el país y hacia el Congreso Nacional el día que el Senado trate la Ley Bases que ya obtuvo media sanción en la Cámara de Diputados. Esta ley implica un enorme retroceso para el pueblo argentino ya que avanza en una reforma laboral con pérdida de derechos, la privatización de empresas públicas estratégicas y favorece la entrega de los recursos y la soberanía nacional en favor de grandes monopolios extranjeros, etc.

Finalmente, las y los representantes de las asociaciones de base expresaron su enérgico repudio a la campaña de persecución, criminalización y desprestigio que el gobierno de Milei -con las ministras Pettovello y Bullrich a la cabeza- lleva adelante contra las organizaciones sociales que han cumplido un rol fundamental en la lucha contra el hambre y la pobreza. Asimismo, repudia los actos intimidatorios contra dirigentes estudiantiles de la Universidad nacional de Rosario, con notas que contenían datos concretos de las personas a las que iban dirigidas, contenían la frase “para vos cárcel o bala, sabemos dónde encontrarte” y estaban firmadas por “VLLC”.

CONADU Histórica – CTA Autónoma

AGD-UBA
HOY TOCA SEGUIR LA LUCHA

NADA

Vayamos con todo por nuestros salarios, por los fondos para las obras sociales, los ad honorem, la investigación, la extensión, las becas y todas las reivindicaciones. Vayamos con todo cuando se trate la Ley Bases en el Congreso.

Luego de haber movilizado el 23 de abril a más de un millón de personas en todo el país defendiendo a las universidades nacionales, el gobierno y el rectorado anuncian un acuerdo y se deja de lado la “emergencia presupuestaria”.

Algo que no es cierto.
El acuerdo solo es para los gastos de funcionamiento de la UBA, con cuyo Rector incluso se reunió. NADA para otras universidades al momento, NADA para salarios de docentes y no docentes ni para terminar con el trabajo gratuito, NADA para ciencia y tecnología, NADA para las obras sociales que están en terapia intensiva. NADA para becas estudiantiles, comedores o albergues. Sólo para funcionamiento de la UBA, que representa entre un 8 y 9% del total del presupuesto, menos de un 10%. Para más del 90 restante no sólo NADA sino que ni siquiera se dice algo.

Un acuerdo entre el rectorado y el gobierno contra la universidad pública y lxs trabajadores docentes y no docentes.

El Consejo Superior de la UBA acaba de votar este acuerdo y da por concluida la “emergencia presupuestaria”. Evidentemente consideran que el brutal atraso salarial que lo ha reducido a la mitad no es parte de la emergencia.

Parece una ironía: lo hace un 15 de mayo, día del docente universitario, cuando recordamos las luchas estudiantiles y obreras del 69. Lo hace en pleno plan de lucha, en la semana que volvimos a sacar la universidad con clases públicas.

Los salarios de la docencia ya se depreciaron a niveles por debajo de la línea de pobreza; decenas de colegas dejan su cargo para trabajar en otro nivel de la docencia o en la actividad privada y continúan miles trabajando gratis.

En dicha resolución el Consejo Superior dio la espalda a todos los trabajadores de la UBA.

Ni siquiera tenemos noticia de que se convoque a paritaria –todo lo contrario– para recomponer los sueldos de la docencia pre y universitaria que sólo que han sido sujeto del mayor ajuste en décadas.

¿Entonces?
Entonces se confirma lo que todos y todas especulábamos en salas de profesores y lugares de trabajo: luego de la marcha más masiva de la historia –algunos, incluso antes y durante- se abrió una negociación a espaldas no sólo de la docencia sino de esa inmensa movilización popular. Por algo no hubo desde el 23 de abril una nueva iniciativa colectiva de lucha, salvo la que en soledad promovimos desde Conadu Histórica y AGD UBA. Hubo, en cambio, votaciones positivas en el Congreso.

Con todo, el 23 de abril pasado abrió una movilización no solo física sino también consciente por parte de la comunidad universitaria que estudia y trabaja en las distintas facultades y colegios. Demostró que ese es el camino para quebrar la ofensiva de Milei contra la universidad pública. Sin presupuesto no hay universidad, como decíamos todos. Sin salario no hay docentes y sin docentes tampoco hay universidad.

Reforcemos esta jornada nacional de protesta. Sigamos atentos las resoluciones del plenario de la Conadu Histórica. Volvamos a poner en pie un movimiento para que la universidad siga siendo pública, gratuita, científica y para que sus docentes puedan vivir de su trabajo.

Paro Nacional